El renting para particulares es una modalidad de arrendamiento de coche que ha ganado popularidad y reputación positiva en los últimos años. Y hoy en Turentingaqui te diremos qué es, cómo funciona y cuáles son sus principales ventajas si en tus planes está la adquisición del vehículo de tus sueños bajo este método tan particular en España.

Renting para particulares

También te diremos cómo contratar un servicio de alquiler de vehículo a mediano y largo plazo siguiendo algunos sencillos pasos para que el procedimiento sea mucho más sencillo y eficaz. Ahora si quieres saber más sobre qué es el renting cómo contabilizar un renting te invitamos a indagar un poco más en nuestra web.

¿Qué es renting para particulares?

El renting para particulares es un servicio de alquiler de vehículos a mediano y largo plazo al que cualquier persona puede acceder pagando una cuota cada mes hasta que culmine el contrato renting. La gran ventaja es que permite disfrutar del vehículo sin tener que asumir compromisos o gastos de propiedad.

Por esta razón, el arrendatario no tendrá que molestarse en hacer mantenimientos, reparaciones o cambios de neumáticos por cuenta propia, pues esas son responsabilidades que recaen únicamente sobre la concesionaria o entidad de banco renting.

Ha ganado muchísima demanda a día de hoy, por lo que se puede asegurar que el servicio de alquiler de coches ya no es exclusivo para empresas o para autónomos, como fue concebido en un principio.

Lo mejor es que cualquiera tendrá acceso a un vehículo completamente nuevo o de segunda mano en perfecto estado por una cuota al mes. El importe del que hacemos referencia dependerá del número de kilometrajes que se quiera circular y de los servicios extras que deriven de la contratación.

¿Cómo funciona?

El método además de sencillo es muy eficaz y aquí te explicaremos paso a paso qué debes hacer para contratar un renting para particulares.

Como funciona renting para particulares

Paso 1: Escoge el modelo de coche de tu preferencia

El primer paso es el más sencillo de todos porque solo hay que elegir el coche que más guste o el que mejor se ajuste a las necesidades o requerimientos.

Para lograr una buena elección, evalúa una serie de variables: estética, comodidad y seguridad. Toma en cuenta también para qué exactamente vas a necesitarlo. No es lo mismo un coche para la ciudad que uno para la montaña o el campo.

Si bien es cierto que una de las bondades del renting es que no debes preocuparte por gastos de mantenimiento o reparación de averías, el cliente o arrendador debe asumir como propio los gastos por combustible. Asegúrate de que solo tengas que gastar lo justo al momento de surtir.

Paso 2: Establecer la duración del contrato renting para particulares

Los contratos renting para particulares están llenos de cláusulas que establecen las condiciones del servicio de renta de un coche. Entre ellas están:

  • Tiempo de duración.
  • Kilometrajes que se estima conducir al año.
  • Vehículo de sustitución en caso de daños permanentes que requieran el cambio del vehículo.
  • Cambio de vehículo al término del contrato para disfrutar cada año de un coche más nuevo.
  • Detención del contrato antes de culminarlo, por lo cual el arrendatario generalmente tendrá que cancelar la penalización correspondiente.

Paso 3: Verificación de solvencia personal del arrendatario

Después de culminar exitosamente los pasos anteriores, la concesionaria o el banco renting ordenará a su equipo de verificación evaluar la solvencia económica del arrendatario para conocer cuál es la situación financiera actual. 

De esta manera sabrá si puede o no hacer frente a las cuotas mensuales exigidas para el disfrute del coche en renting. Para ello, será imprescindible la presentación de algunos documentos de importancia como nóminas o experiencia crediticia.

Paso 4: Entrega del vehículo

Es el momento que todo particular que hace un contrato renting está esperando. Por lo general, las entregas se realizan directamente en las concesionarias si el servicio lo lleva a cabo una marca oficial.

Desde la firma del contrato hasta la entrega del coche pueden pasar hasta 15 días, un lapso de tiempo relativamente corto para poder disfrutar de un vehículo nuevo o de segunda mano bajo la modalidad de alquiler.

Ventajas de contratar renting particulares

Estas son las principales ventajas de contratar un renting para particulares:

Renting para particulares ventajas

  • Pago de una cuota fija cada mes: No tendrás que hacer un pago inicial excesivo para tener y disfrutar de un coche en renting. Bastará con el pago de una cuota mensual para disponer del vehículo. El importa incluye servicios adicionales.
  • Servicio sin imprevistos: La cuota mensual incluye servicios como mantenimiento, reparación, cambio de neumáticos, seguro contra todo riesgo y asistencia las 24 horas. Garantizará tu tranquilidad y la de tu familia en cada viaje.
  • Ahorro significativo: El renting para particulares es mucho más económico que la compra de un vehículo.
  • Cambio de coche: Después de terminar el contrato renting tendrás oportunidad (si así lo deseas) de cambiar el coche por uno más nuevo.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en las estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *