Renting y leasing

Renting y Leasing son dos modalidades utilizadas con mucha frecuencia para la renta de un vehículo para uso personal o para el óptimo desarrollo de tu negocio. Y aunque en apariencia puedan parecer la misma cosa, existen marcadas diferencias entre ambas fórmulas, las cuales vas a conocer hoy en Turentingaqui.

Si has llegado hasta aquí es porque en verdad te interesa adquirir un coche renting, por ser una alternativa ahorrativa que garantiza la conducción de un vehículo novedoso y tecnológicamente aceptable, por tan solo cuotas fijas cada mes. Pero es nuestro deber darte luces acerca de las opciones de arrendamiento disponibles para que termines por decantar por la mejor.

Antes de entrar de lleno en el tema y definir los términos renting y leasing, además de describir sus similitudes, ventajas y diferencias, tienes que saber cuándo interesa un renting y cuándo debe contratarse un renting para particulares, así que ponte muy atento a nuestra web.

¿Qué son renting y leasing?

Primero que nada, es fundamental saber la definición de ambas modalidades para entender de qué tratan y conocer cuál entre las dos es la mejor opción.

Renting:

Básicamente es un contrato de renta de un vehículo a mediano o largo plazo. En el convenio, una de las partes o arrendador cede el activo a la otra parte interesada o arrendatario a cambio de cuotas fijas al mes. Entre sus principales características podrás encontrar que:

  • Se trata de un alquiler a mediano y largo plazo.
  • El arrendatario podría ser una empresa, autónomo o particular.
  • Contrato renting asegura una serie de servicios adicionales.
  • En la mayoría de los casos no existe la opción de compra al finalizar el contrato, aunque algunas compañías renting ofrecen la posibilidad de adquirir un coche en propiedad al térmico del acuerdo.

Leasing:

El leasing también es conocido como arrendamiento financiero. En líneas generales, es un contrato de arrendamiento de vehículos que incluye entre sus cláusulas la opción de compra en favor del arrendatario. Esto se da al término del convenio o cuando haya pagado la última cuota por concepto de renta. Sus características más destacadas son:

  • Jurídicamente, el leasing es un contrato de arrendamiento.
  • En el ámbito financiero, se puede decir que es una compraventa establecida en el contrato.

¿Cuáles son las similitudes?

¿Cuáles son las similitudes de renting y leasing?

Para entender mejor ambos términos es necesario conocer cuáles son aquellos aspectos que tienen en común ambas fórmulas de alquiler.

  • La principal similitud es que cualquier arrendatario tendrá acceso a un coche rentado a precio asequible. La adquisición del vehículo resulta mucho más factible siempre que se haga bajo la modalidad de renting y leasing.
  • Durante el lapso de tiempo que dure el contrato, el arrendador tendrá que pagar una cuota fija al mes. El valor estará supeditado a las condiciones establecidas en el convenio.

Principales diferencias entre ambas fórmulas de arrendamiento

Pero son muchos más los elementos que pueden diferenciar un renting de un leasing. Y aquí te diremos cuáles son, así que presta mucha atención para mitigar cualquier duda al respecto:

  • La principal diferencia entre renting y leasing es que el leasing ofrece al arrendatario una opción de compra del vehículo en renta, al término del contrato. Generalmente el renting supone un período de alquiler que no sobrepasa los 5 años. Después de eso, el arrendador debe entregar el vehículo a su propietario original.
  • Como ya hemos hecho referencia, el tiempo de duración de un contrato renting es de hasta 5 años. El leasing puede durar hasta 2 años si se trata de bienes muebles como el vehículo; y hasta 10 años por bienes inmuebles.
  • Un leasing está especialmente diseñado para las empresas, mientras que el renting está dirigido a empresas, autónomos y particulares. Es decir, cualquier persona puede acceder a un coche nuevo bajo la modalidad de renting.
  • Si eliges renting, como arrendatario no asumirás ningún gasto por mantenimiento, reparación de averías o cambio de neumáticos. Esta obligación corre por cuenta del arrendador, quien tendrá de vuelta el coche rentado después de transcurrido un tiempo determinado. Por esta razón debe asegurarse que el vehículo permanezca siempre en buen estado. En el leasing, será el arrendatario quien corra con los gastos por uso, ya sea por cuenta propia o contratando una empresa que lo haga por él. Es que al final de cuentas, terminará por adquirir el activo en propidad.

Ventajas de contratar de un renting y leasing

Ventajas renting y leasing

Tanto renting como leasing conservan sus propios beneficios. Echa un vistazo a cada uno de ellos y al final decide cuál es la mejor opción para contratar.

Ventajas renting:

  • El arrendador no se hace responsable de gastos por uso como mantenimiento, reparaciones o cambio de neumáticos, ya que no adquiere todos los derechos del bien.
  • Reducción de la deuda por incumplimiento de los pagos a través de la devolución del activo arrendado y cancelación del convenio.
  • Cuotas de arrendamiento son deducibles al 100 % del IRPF, ya que se considera como un gasto. Si el coche se acredita como un uso profesional, se deduce hasta en un 50 % el IVA soportado.
  • Existe la posibilidad de renovar el vehículo cada año, ofreciendo al arrendatario flotas mucho más modernas.

Ventajas leasing:

  • Modalidad pensada para empresas que no pueden acceder a un crédito de banco para la compra de un coche, mucho menos de una flota completa.
  • Garantiza la renovación del vehículo cada cierto tiempo para mantenerte actualizado, pero lo mejor es que al término del contrato tendrás la opción de comprarlo.
  • El alquiler hecho a través de leasing se considera un gasto, por lo es posible reducir el pago de impuestos.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en las estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *