Cómo contabilizar el renting

Si te preguntas cómo contabilizar un renting de forma sencilla, rápida y segura, aquí te diremos exactamente lo que debes hacer. Se trata de un procedimiento indispensable para aquellas empresas que disponen de una flota de vehículos en alquiler utilizada expresamente para el desarrollo del negocio, cuya actividad debe quedar reflejada en las cuentas de resultados anuales.

Este artículo disponible en https://www.turentingaqui.es será de mucha utilidad, sobre todo a los nuevos profesionales que deben poner toda su atención al tratamiento contable del renting para evitar sanciones, multas o pérdidas fiscales derivadas de un mal cálculo por desconocimiento de todo el proceso.

Pero no queremos abrumarte con tanto preámbulo, así que entraremos de lleno en materia. Pero antes queremos invitarte a que leas más contenido de interés publicado en nuestra web como renting todoterreno qué es el renting.

Concepto básico del renting

Pero antes de saber exactamente cómo contabilizar un renting de un coche tienes que entender el concepto básico de renting. No es más que un contrato mercantil de arrendamiento de vehículos o bienes muebles por un lapso de tiempo definido, a cambio de cuotas mensuales, trimestrales o anuales fijas.

Los contratos derivados del renting permiten al usuario el uso del bien (en este caso del coche) sin asumir los gastos de propiedad. Actualmente podemos mencionar dos tipos de renting, los cuales se clasifican de acuerdo a la función de los operadores. Estos son:

  • Renting operativo: Este tipo de renting también es conocido como alquiler. Se da cuando el propietario de un bien transfiere a un tercero el derecho de uso, a cambio de una cuota periódica. El pago por el disfrute del vehículo incluye otros servicios como mantenimiento, reparación, cambio de neumáticos, seguro contra todo riesgo y asesoría personalizada las 24 horas del día.
  • Renting financiero: Es popularmente conocido como leasing. Este tipo de renting transfiere al tercero los gastos por concepto de uso.  El leasing como modalidad, se diferencia del renting, ya que el primero ofrece al usuario la opción de compra del activo, después de transcurrir un tiempo determinado.

Conocer las diferencias entre ambas modalidades te resultará indispensable para contabilizar un renting de un coche, siguiendo los parámetros establecido por el Plan General Contable.

Ejemplo de cómo contabilizar un renting de forma rápida y segura

Saber cómo contabilizar un renting es necesario a día de hoy. Y aquí te diremos qué debes hacer tomando en cuenta un ejemplo práctico que de seguro será de provecho para llevar a cabo el tratamiento contable. Para completar el procedimiento debes considerar los siguientes modelos:

Al momento de llegar la factura

CUENTA NOMBRE DEBE HABER
621 Arrendamientos y cánones Base imponible

(395 €)

 

 
472 IVA soportado IVA

(105 €)

 

 
410 Acreedores por prestación de servicios Cantidad que debes pagar

Cuando debes pagar

CUENTA NOMBRE DEBE HABER
410 Acreedores por prestación de servicios 500 €  
572 Bancos 500 €

¿Qué debes anotar  para contabilizar el renting?

Es sencillo. Al momento de hacer la contabilidad, considera los elementos reflejados en las dos tablas anteriores, los cuales hemos puesto solo como ejemplo para tener una idea mucho más clara de cómo contabilizar un renting del choche. Empecemos con que el vehículo adquirido por la empresa requiera del pago de cuota mensual de 500 €. De ser así, estos serían los datos que debes considerar para efectuar el cálculo.

  • Base cuota imponible (621): 395 €.
  • IVA soportado (472): 105 €.

Los valores que hemos colocado como ejemplo son los que deberías reflejar en tu cuenta y los que hemos utilizado para armar las tablas anteriores.

Solo tendrás que modificar los datos relacionados a la base cuota imponible IVA soportado. Es que varían según sea el caso, así que presta mucha atención.

Debes saber que al no ser un activo propio de la empresa que hace el renting, no está en la obligación de hacer amortizaciones del bien.

Ventajas de hacer renting

Ventajas de hacer renting

Hacer renting deja muchas ventajas y aquí te diremos cuáles son las más destacadas.

  • Tendrás a disposición un bien mueble e inmueble de forma inmediata sin tener que hacer un pago de contado o asumir una deuda con una entidad de banco.
  • Un contrato derivado del renting puede ser revocado por el arrendatario cuando lo desee, pero tendrá que abonar la respectiva penalización.
  • Posibilidad de deducir el alquiler como un gasto, pero también el IVA Soportado en su totalidad.
  • Erradica por completo la incertidumbre originada por los gastos, por lo que hace que la elaboración de presupuestos sea mucho más sencillo.
  • El arrendador no tendrá que asumir riesgos ni gastos por propiedad.
  • Hará uso del coche por el pago de una cuota al mes que incluye una serie de servicios como mantenimiento, cambio de neumático, reparación, seguro contra todo riesgo, entre otros.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en las estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *